Ver video

Reconocimientos médicos

Adaptamos los reconocimientos médicos laborales a cada persona en función de los riesgos que se deriven de cada puesto de trabajo.

Reconocimiento inicial

Se realizará una evaluación de la salud tras la incorporación al trabajo.

Reconocimiento periódico

Los reconocimientos médicos se establecen con una periodicidad de acuerdo con los riesgos específicos de cada puesto, que vendrán marcados por los protocolos existentes o en su defecto, al criterio del propio servicio de Salud Laboral.

Tras asignación de nuevas tareas

Se realizará una evaluación de salud tras asignación de nuevas tareas específicas que supongan con nuevos riesgos para la salud del trabajador.

Después de una ausencia prolongada del trabajador

Se realizará una evaluación de los trabajadores que reanuden su trabajo después de una ausencia prolongada por motivos de salud, con objeto de descubrir los eventuales orígenes profesionales de su enfermedad y recomendar una acción correctora para protegerlos.

Vigilancia periódica de la salud más allá de la finalización de la relación laboral

Se realizará una vigilancia periódica de la salud más allá de la finalización de la relación laboral, en aquellos trabajadores expuestos a determinados riesgos en los que se indique la realización de estos reconocimientos según los Protocolos del Ministerio.

Tipos de resultados en el Reconocimiento Médico

Apto

Apto

El trabajador puede desempeñar las funciones de su puesto sin ningún tipo de restricciones, siempre y cuando el trabajo se ajuste a la normativa legal en cuanto a Seguridad y Salud en el trabajo y haya recibido la información y formación adecuada sobre los riesgos y los daños derivados de su trabajo.

Apto condicionado

Apto condicionado

Como consecuencia de aspectos inherentes al trabajador o al puesto de trabajo, se considera que existen situaciones de riesgo a las que no debe exponerse el trabajador. Requiere obligatoriamente una reevaluación tras un período de tiempo.

Apto en observación

Apto en observación

Para emitir la aptitud definitiva se necesita que el trabajador aporte informe médico solicitado por el médico reconocedor. No existen limitaciones en sus tareas. Requiere reevaluación tras un período de tiempo.

Sin aptitud

Sin aptitud

No es posible valorar la aptitud del trabajador para el puesto de trabajo, bien porque el interesado no se ha sometido a la totalidad del reconocimiento médico, o a las pruebas consideradas necesarias o convenientes.

No apto

No apto

Implica imposibilidad permanente de desempeñar las tareas fundamentales de su puesto de trabajo (patología que puede agravarse a pesar del uso de medidas preventivas o que suponga un riesgo para la salud de terceros).

Solicita cita previa para tu reconocimiento

627 318 299

De lunes a viernes de 8:00 a 14:00

Solicitar

Noticias MAS

¿Quieres estar al día sobre noticias de actualidad sobre Prevención de Riesgos Laborales y Salud Laboral? ¡No te pierdas nuestros post!

¿Necesitas ayuda?
Solicitar presupuesto
Whatsapp