Ver cursos

Noticias

Resolución de los conflictos laborales

Especialidades técnicas
Resolución de los conflictos laborales

Quizás uno de los lugares en los que pasamos más horas es en nuestro puesto de trabajo. Por ello, es normal que surjan ciertas rencillas entre compañeros, produciendo los llamados conflictos laborales.

La falta de comunicación o problemas no resueltos pueden afectar gravemente al clima laboral y desembocar en conflictos difíciles de solucionar. Por tanto, anticiparse y resolver correctamente cualquier problema de comunicación resulta esencial en las empresas.

Para aquellos casos en los que el problema está latente, deberás hacer uso de un protocolo de actuación para la gestión de conflictos laborales. Aunque, si quieres ahondar más en esta temática, no te pierdas este post donde te presentamos las claves para la solución de conflictos laborales.

Qué son los conflictos laborales

Se entiende como conflicto laboral una discusión entre dos o más miembros de una misma empresa que ha tenido lugar en el entorno laboral, y se encuentra directamente relacionada con el trabajo.

Este tipo de conflicto suele presentarse en forma de discusiones entre compañeros producidas de manera habitual, es decir, no entenderemos como conflicto laboral una disputa puntual entre dos trabajadores.

El impacto de que existan conflictos laborales entre los trabajadores es más grave de lo que puede parecer a simple vista, ya que afecta de manera directa al clima laboral, haciendo que éste no sea agradable.

Tipos de conflictos laborales

En función de las partes que intervienen en los conflictos y las causas por las que se producen los mismos, diferenciaremos la siguiente clasificación de tipos de conflictos en las relaciones laborales:

Según las partes implicadas

  • Conflictos intrapersonales, las tensiones se generan dentro de un mismo trabajador.
  • Intergrupal, los problemas aparecen por desacuerdos entre varios grupos de empleados.
  • Intragrupal, el conflicto aparece dentro de un mismo grupo.

Según los motivos por los que se ha producido

  • Relación, suele darse cuando dos personalidades no congenian.
  • Información, provocado por problemas de comunicación.
  • Intereses, las necesidades de los empleados son diferentes y esto afecta al desempeño de las tareas.
  • Estructurales, hay gran desigualdad entre los diferentes roles.

En función de su naturaleza

  • Contingente, pequeños problemas cuya solución es sencilla.
  • Desplazado, se da cuando aparece una tensión como fruto de un problema mucho más complejo existente.
  • Mal atribuidos, las diferentes personas implicadas no son conscientes de la situación.

En base a las consecuencias que genere en la empresa

  • Funcionales, tienen como fin alcanzar un objetivo que interesa a la empresa, por lo que son positivos.
  • Disfuncionales, son negativos para la empresa ya que no buscan mejoras para la misma, sino que hacen que se desvíe de sus metas.

Técnicas de resolución de conflictos laborales

Como has visto, son varios los motivos que pueden generar problemas en el entorno laboral. Es por ello que antes de abordar la resolución de conflictos laborales es importante que conozcas su origen.

Tras analizar las causas que han provocado el conflicto de trabajo es momento de determinar la estrategia a seguir. De modo que, para que este proceso te resulte más sencillo, te presentamos las técnicas comunes en la resolución de conflictos laborales en las empresas.

Negociación

Podríamos decir que es una de las técnicas más utilizadas y su objetivo es que los protagonistas del conflicto lleguen a un acuerdo con el que poner fin a las tensiones.

Mediación

Suele utilizarse cuando la negociación no obtiene sus frutos y trata que una persona neutral a la situación fomente el entendimiento y con ello la resolución del conflicto.

Arbitraje

Se utiliza para resolver situaciones que no son graves, pero requieren de una resolución ágil para evitar que el problema sea mayor. En este caso interviene una tercera persona que actúa como moderador.

Facilitación

Su uso es habitual en conflictos cuya gravedad es baja o media. Con la necesidad de que participe una tercera persona igual que ocurre en la técnica de arbitraje, tiene como fin favorecer el dialogo entre las partes implicadas y encontrar de manera conjunta una solución.

Indagación

En este caso intervienen varias personas expertas en la resolución de conflictos. Su función es realizar valoraciones y recomendaciones para encontrar la solución más adecuada.

La resolución de conflictos en el trabajo es un proceso en el que el área de recursos humanos debe prestar mucha atención e invertir tiempo. Así que si necesitas ayuda en esta área o sientes que en tu empresa las tensiones no llegan a resolverse correctamente, desde MAS Prevención estaremos encantados de ayudarte con nuestro servicio de ergonomía y psicosociología.

¿Necesitas ayuda?
Solicitar presupuesto
Whatsapp