Ver video

Noticias

Asma laboral: Síntomas y causas

Salud laboral
Asma laboral: Síntomas y causas

El asma laboral o también conocida como asma ocupacional es un trastorno pulmonar en el cual sustancias que se encuentran en el lugar de trabajo provocan que las vías respiratorias de los pulmones se inflamen y se estrechen. Esto lleva a que se presenten ataques de sibilancias, dificultad respiratoria, sensación de opresión en el pecho y tos.

¿Qué relación existe entre el ambiente de trabajo y el asma?

En los adultos que padecen asma, especialmente cuando la enfermedad es de comienzo reciente, es muy importante considerar que la causa del asma o el empeoramiento de la misma pueden deberse a la exposición a sustancias que se encuentran en el ambiente laboral, lo que se denomina asma relacionada con el trabajo.

¿Cuáles son las causas del asma más frecuentes ?

Las profesiones con un mayor riesgo de asma ocupacional, según los resultados observados en la muestra española del Estudio Europeo de Salud Respiratoria (ECRHS), fueron los técnicos de laboratorio, los pintores (con pintura a pistola, que contiene isocianatos), los panaderos, los trabajadores de la industria del plástico y de la goma, los soldadores y los empleados en tareas de limpieza.

Riesgos asociados al asma laboral

La aparición de esta enfermedad aumenta en aquellos casos en los que la concentración de sustancias irritantes para las vías respiratorias sea elevada, el tiempo de exposición sea suficiente para que se produzca una sensibilización al producto, y en aquellos lugares donde la ventilación y aireación sean insuficientes para la cantidad de agente en el ambiente.

Otros factores individuales contribuyen a incrementar el riesgo de padecer asma, como son la existencia de atopia, hiperreactividad bronquial, tabaquismo, inhalación de drogas, infecciones respiratorias de repetición, reflujo gastroesofágico y asma bronquial.

Medidas de prevención y control del asma ocupacional

Desde el punto de vista técnico y, a tenor de la legislación vigente, las medidas preventivas a desarrollar para evitar la aparición del asma ocupacional son:

  • Sustituir los agentes de riesgo por otros que no lo sean o lo sean en menor grado.
  • Ventilar adecuadamente sobre el foco emisor y el entorno laboral de riesgo.
  • Limpiar y mantener adecuadamente instalaciones y maquinaria.
  • Adecuar el agente de riesgo a condiciones en que su inhalación no sea posible.
  • Realizar rotaciones periódicas en los puestos de mayor exposición.
  • Usar guantes y mascarillas apropiadas para cada agente.
  • Realizar los reconocimientos médicos periódicos.

Es necesaria la formación de los trabajadores expuestos a este riesgo y la realización de exámenes de salud periódicos para un adecuada prevención de la salud.

En MAS Prevención a través nuestros reconocimientos médicos laborales correspondientes realizamos controles médicos periódicos dónde se realiza una anamnesis detallada, exploración física y pruebas complementarias dirigidas a detectar sensibilizaciones y/o afectación clínica.

¿Necesitas ayuda?
Solicitar presupuesto
Whatsapp