Ver video

Noticias

4 estiramientos para acabar con el dolor de lumbares

Salud laboral
4 estiramientos para acabar con el dolor de lumbares

Muchas personas sufren de molestias en sus lumbares, un dolor que está localizado en la zona inferior de la espalda.

Considerado crónico cuando se alarga más de 6 meses, suele aparecer en personas de edad media, es decir, a partir de los 40 años, debido a que es el momento en el que el cuerpo comienza a sufrir cierta degeneración en sus articulaciones y vertebras.

Reducir esta incómoda sensación es posible si haces los ejercicios adecuados, así que para que tu parte baja de la espalda no vuelva a molestarte, te contamos qué hacer cuando tienes dolor lumbar

Causas del dolor de lumbares

Cuando hablamos de un dolor lumbar crónico son muchas las razones que pueden estar provocándolo, en algunas ocasiones las causas son muy sencillas de identificar, pero en otras es más costoso averiguar que puede deberse esta molestia.

A continuación, te contamos algunos de los motivos por los que aparece este tipo de dolor.

Degeneración de discos

Entre las vertebras de la columna tenemos unos discos que actúan como amortiguadores, estas almohadillas esponjosas pueden provocarnos un fuerte dolor en el espacio intervertebral si se desgastan.

Problemas musculares

Es una de las causas más comunes. Son distensiones provocadas por levantar objetos pesados, agacharse o por acciones repetitivas. Aunque suele ser muy dolorosa, la molestia tiende a desaparecer en pocas semanas o días.

Hernia en el disco lumbar

Puede provocarse por algo puntual o por procesos más largos como el desgaste de la columna vertebral o el levantamiento de objetos pesados. Cuando se sufre la hernia de disco, uno de los síntomas más comunes es el dolor en la pierna.

¿Cómo quitar el dolor de lumbares?

Para evitar que estas molestias en las lumbares se vuelvan crónicas existen algunos estiramientos, que acompañados de una dieta saludable y la practica de deporte permitirán que acabes con estos dolores lo antes posible.

Postura del gato

Colócate de rodillas y con las manos apoyadas en el suelo, arquea la espalda hacia arriba mientras bajas la cabeza y después realiza la acción contraria, arquea la espalda hacia abajo y levanta la cabeza hacía arriba.

Inclinación pélvica

Túmbate en el suelo mirando hacía arriba, dobla las rodillas y pega las manos al suelo con la palma boca abajo. Arquea con delicadeza tu espalda y empuja tu pelvis hacía arriba. Te recomendamos que mantengas esta postura durante unos 5-10 segundos.

Postura del niño

Coloca tus manos y rodillas en el suelo, estira tus brazos hacía delante y siéntate sobre los talones, baja tu cabeza y pecho mientras vas estirando cada vez más los brazos. Trata de aguantar en esta posición unos 20-30 segundos.

Rodillas al pecho

Túmbate mirando hacía arriba, dobla las rodillas lentamente hacía el pecho y aguántalas con ayuda de las manos unos 20-30 segundos. Una vez realizado el movimiento vuelve a la posición inicial y repítelo un par de veces.

¿Qué debes evitar?

Cuando sufras de este tipo de molestias hay ciertas acciones que debes evitar para tratar que el dolor no vaya a más.

  • Evita estar sentado durante periodos muy largos de tiempo
  • No te agaches con las piernas rectas, dóblalas
  • Trata de no levantar pesos muertos
  • Intenta no sentarte en sillones blandos y profundos

Cuidar de tu salud es algo fundamental, por ello debes prestar atención a cada pequeña parte de tu cuerpo. En MAS Prevención nos gusta preocuparnos por ti y por eso contamos con reconocimientos médicos laborales que adaptamos a las necesidades de los diferentes trabajadores en función del puesto que ocupan en su empresa.

¿Necesitas ayuda?
Solicitar presupuesto
Whatsapp