Ver video

Noticias

Qué es un accidente de trabajo in itinere

Asesoría Jurídica
Qué es un accidente de trabajo in itinere

En los últimos años, los accidentes in itinere son la segunda causa de mortalidad laboral en nuestro país.

Como cualquier otro accidente laboral, el accidente in itinere también debe ser regulado y puede provocar como consecuencia la baja del empleado que lo sufre, pero ¿Cuándo puede considerarse un accidente in itinere y cuándo no? Te lo explicamos todo en este post.

¿Qué es un accidente laboral in itinere?

El accidente in itinere es el que sufre una persona trabajadora en el trayecto entre el trabajo o lugar donde desempeñe sus funciones laborales y su lugar de residencia, teniéndose en cuenta tanto el viaje de ida como de vuelta.

De ahí su nombre en latín, ya que “in itinere” significa “en camino”, es decir, relativo al camino hacia algún lugar.

Aunque no se trata de un dato muy conocido por la población, los accidentes in itinere se encuentran dentro de los considerados accidentes de trabajo. Sin embargo, no todo accidente en el camino hacia o desde el trabajo es un accidente in itinere, ya que para que sea considerado como tal, se deben cumplir ciertos requisitos.

Accidente in itinere requisitos

En primer lugar, los accidentes laborales de camino al trabajo no se presumen, es decir, tiene que ser el trabajador quien debe probarlo. Además, tiene que existir una relación de causalidad entre el accidente y el trabajo, es decir, que se haya producido en el viaje de ida o de vuelta a dichos lugares.

Los tres elementos del accidente in itinere son: el domicilio, en un sentido amplio, el lugar de trabajo, que incluye el ámbito indicado por el empleador para el desempeño de las tareas y el trayecto.

Además, se deben cumplir dos requisitos esenciales: que el daño sea consecuencia directa o indirecta del trabajo y que exista causalidad entre el trabajo y la lesión.

Conforme se establece en la Ley, para que se considere accidente in itinere, deben producirse los cuatro requisitos que te presentamos a continuación.

Elemento cronológico

El accidente debe haberse producido en un momento razonablemente próximo al horario de entrada o salida del trabajo. De acuerdo a la jurisprudencia, están incluidos por ejemplo los trayectos para llevar o ir a buscar a los niños al colegio.

Elemento espacial o geográfico

Tiene que haber ocurrido en el camino normal y habitual del trabajador. Algunas sentencias admiten desvíos mientras no se altere sustancialmente el recorrido. También se consideran accidentes in itinere los padecidos por trabajadores emigrantes hacia o desde el país donde van a trabajar.

Transporte

Se debe haber utilizado el transporte habitual y adecuado. Por otra parte, si la empresa ofrece medios de desplazamiento como transporte o billetes y el trabajador elige otro medio, en el caso de que se produzca un accidente este no será considerado in itinere.

Elemento teleológico

La finalidad principal del viaje está determinada por el trabajo. El trayecto tiene lugar desde el domicilio del trabajador hasta el lugar de trabajo, o de manera inversa.

Accidentes no considerados in itinere

Tal y como hemos comentado anteriormente, todo accidente que ocurra en el trayecto que transcurre entre el lugar de residencia y el de trabajo no puede considerarse in itinere. Te contamos algunos de los casos cuando un accidente no se considera itinere.

  • Si no se ha iniciado el desplazamiento como tal.
  • Si ya se había finalizado dicho desplazamiento.
  • Si se ha sufrido el accidente dentro del domicilio.
  • Si el desplazamiento se realiza con algún tipo de imprudencia temeraria.
  • Cuando el medio de transporte supone un riesgo grave o inminente para quien lo utilice.
  • En el caso de que el trayecto sea inadecuado o se haya modificado de manera injustificable.
  • Cuando se dan alteraciones anormales del tiempo.

Diferencia entre accidente laboral in itinere y accidente en el trabajo

El primer aspecto a tener en cuenta es que los accidentes laborales y los accidentes in itinere son iguales ante la ley y garantizan los mismos derechos.

Sin embargo, si hablamos en términos de diferencias prácticas y no legales, la principal se refiere a la ubicación de lo sucedido. En un accidente in itinere, el empleado se encuentra fuera del entorno de la empresa mientras que, en uno laboral se encuentra dentro del establecimiento en el que desarrolla su actividad.

Podríamos concluir, por tanto, que el accidente in itinere se considera una ampliación del accidente de trabajo, por lo tanto, se debe actuar como si se tratara de un accidente laboral.

Normativa del accidente in itinere

En primer lugar, el accidente in itinere está recogido por la Ley General de la Seguridad Social en su artículo 156, para trabajadores por cuenta propia y en la Ley 6/2017 de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo y el Real Decreto-ley 28/2018 para autónomos.

En ambos casos, este tipo de accidente debe implicar un daño corporal al trabajador. También se debe tener en cuenta la jurisprudencia, quien por una parte establece los cuatro elementos específicos que deben cumplirse para que un accidente sea considerado in itinere.

Si se han cumplido todos los requisitos que hemos mencionado anteriormente, el trabajador puede reclamar la indemnización correspondiente.

Sin embargo, para poder probar el accidente in itinere es necesario contar con los elementos correspondientes, como denuncia policial, constancias de atención en el servicio médico de emergencias u otros según corresponda. Además, el trabajador debe informar a la empresa y acudir a su Mutua Laboral para su tratamiento y seguimiento de los gastos médicos.

Si necesitas ayuda en materia de asesoría legal y jurídica, no dudes en contactar con nosotros. El Departamento Jurídico de MAS Prevención te asesorará acerca de todas las cuestiones legales que afecten a tu empresa en términos de normativa laboral.

¿Necesitas ayuda?
Solicitar presupuesto
Whatsapp