empresa prevenida vale por más

Acceso usuarios

Servicio de atención 24h

902 090 376

19 de septiembre de 2018

Compliance penal

Definición del producto

Desde el año 2010 las empresas pueden ser penalmente responsables de la comisión de determinados delitos y ser sancionadas por los mismos. En el año 2015 se da un paso más y mediante otra reforma del Código Penal existe la posibilidad de una empresa pueda llegar a eximirse de responsabilidad penal siempre que haya establecido modelos de organización y gestión que contengan medidas de vigilancia y control cuyo objetivo sea la prevención de comisión de delitos, lo que actualmente se conoce como Compliance Penal.

 

¿Qué es el Compliance?, es el conjunto de actividades o medidas adoptadas o previstas, de índole técnico u organizativo, que permiten a una empresa mantenerse adaptada al marco normativo aplicable y actuar en el mercado de forma ética y responsable, con el fin de evitar o disminuir responsabilidades civiles y penales derivadas de posibles incumplimientos.

 

El código Penal señala una serie de actuaciones que han de coordinarse entre sí y ser objeto de planificación:

 

  1. Identificar los riesgos a los que se enfrenta la empresa, teniendo en cuenta su severidad e impacto y la probabilidad de que estos sucedan.
  2. Prevención: diseño e implementación de procedimientos de control que protejan a la empresa y dotación de presupuesto para evitar la comisión de delitos.
  3. Imponer la obligación a todo el personal de informar de posibles riesgos e incumplimientos.
  4. Establecer un sistema disciplinario que sancione el incumplimiento de las medidas que establezca el modelo.
  5. Verificación periódica del modelo y modificarlo en el caso de que algunas de las circunstancias que lo componen hayan cambiado.
  6. Formación a toda la plantilla.

 

Las penas que se han establecido en el Código Penal en caso de determinarse la existencia de responsabilidad penal de las personas jurídicas es la siguiente:

 

  1. Multa por cuotas o proporcional. Pena principal obligada para la totalidad de los delitos.
  2.  Inhabilitación para obtener subvenciones y ayudas públicas, para contratar con el sector público y para gozar de beneficios e incentivos fiscales o de la Seguridad Social, por un plazo que no podrá exceder de quince años.
  3.  Prohibición de realizar en el futuro las actividades en cuyo ejercicio se haya cometido, favorecido o encubierto el delito. Esta prohibición podrá ser temporal o definitiva. Si fuere temporal, el plazo no podrá exceder de quince años.
  4.  Suspensión de sus actividades por un plazo que no podrá exceder de cinco años.
  5.  Intervención judicial para salvaguardar los derechos de los trabajadores o de los acreedores por el tiempo que se estime necesario, que no podrá exceder de cinco años.
  6.  Clausura de sus locales y establecimientos por un plazo que no podrá exceder de cinco años.
  7.  Disolución de la persona jurídica. La disolución producirá la pérdida definitiva de su personalidad jurídica, así como la de su capacidad de actuar de cualquier modo en el tráfico jurídico, o llevar a cabo cualquier clase de actividad, aunque sea lícita.

¿A quién va destinado?

A cualquier empresa u organización con independencia de su tamaño y actividad. Por este motivo cada programa de prevención de delitos deberá ser adaptado a las necesidades de cada empresa y actividad.

¿Por qué puede ser interesante
para mi empresa?

  • El modelo de gestión penal permite a las organizaciones demostrar ante las autoridades el grado de cumplimiento normativo de una empresa y evitar posibles responsabilidades penales y civiles derivadas de esta.
  • Es una oportunidad de negocio: cada vez más las grandes empresas exigen para poder trabajar con ellas la implantación de estos modelos y la asunción de compromisos éticos en todas sus actividades y en todos los niveles jerárquicos.
  • Obtención de líneas de crédito, inversores, renovación de pólizas de seguro, etc., en línea con el punto anterior, si la empresa ofrece una imagen fiable y sostenible es más fácil poder conseguir inversores, financiación y bajar el nivel de riesgo empresarial.
  • Prevención de responsabilidad administrativa. Antes de llegar a la comisión de un delito en numerosas ocasiones se comete de manera previa un ilícito administrativo, con el sistema de prevención es posible prevenirlos y evitar costes innecesarios a la empresa.
  • Mayor control sobre las operaciones y así poder tomar decisiones empresariales que reduzcan los riesgos legales y reputacionales.
  • Mayor control sobre el marco legal en el que opera la empresa.

Descargar PDF

  • Compliance Penal.

Contacto y solicitud de presupuesto




Introduce el código de la imagen anterior

Acepto Condiciones de uso y protección de datos

Contacto.

Productos específicos.