empresa prevenida vale por más

Acceso usuarios

Servicio de atención 24h

902 090 376

18 de octubre de 2017

Gestión medioambiental

Definición del producto

La gestión medioambiental es el conjunto de acciones que debe llevar a cabo la empresa con respecto a su impacto ambiental (vertidos, emisiones a la atmósfera, generación de residuos etc), para cumplir con la legislación y para conseguir optimizar sus procesos y reducir sus consumos. Abarca desde trámites legales con la Administración, elaboración de registros, realización de mediciones, implantación de sistemas de gestión, adaptación de líneas de producción, desarrollo de indicadores de calidad medioambiental etc.

¿A quién va destinado?

La gran mayoría de las empresas se ven afectadas por requisitos legales en materia de Medio Ambiente, especialmente aquellas que tengan un proceso fabril. Todas las empresas que deban cumplir éstos requisitos y que además quieran optimizar sus procesos productivos y ahorrar en consumos deben hacer una correcta gestión de su impacto ambiental.

¿Por qué puede ser interesante
para mi empresa?

Llevar a cabo una correcta gestión medioambiental se está convirtiendo hoy en día en una práctica cada vez más extendida entre las empresas, fruto de un cambio progresivo de mentalidad, ya que la gestión del medio ambiente no se ve como un gasto para la empresa, sino como una fuente de beneficios y de ahorro, así como un elemento de competitividad.

Los principales beneficios que se van a obtener son:

  • Reducir los riesgos que se derivan de incumplimientos legales y de daños al medio ambiente.
  • El cumplimiento de la normativa ambiental comprende tanto los aspectos formales (licencias municipales, autorizaciones ambientales, controles reglamentarios,...), como aspectos materiales (niveles de emisión, prescripciones técnicas,...). También hay que considerar las normas de clientes, cuyo grado de exigencia puede ser variable.
  • Mayor facilidad para la adaptación a las legislaciones más exigentes y a los requisitos de los clientes.
  • Es fácilmente comprensible que la Administración apoye a aquellas empresas que muestren una voluntad de mejora y de compromiso con el medio ambiente.
  • Es una consecuencia directa de la facilidad para adaptarse a la normativa vigente, que conlleva:
    • Evitar multas y sanciones.
    • Evitar demandas judiciales.
    • Evitar costes judiciales.
    • Reducir los riesgos de demanda de responsabilidades civiles y penales.
  • Mejorar las relaciones con la Administración pública, lo cual se ve reflejado en dos aspectos fundamentales: Favorece la posibilidad de recibir ayudas públicas para llevar a cabo acciones medioambientales. Facilita la concesión de permisos y licencias.

En definitiva, la implantación de un SGMA representa la sustitución de soluciones costosas de última hora por unos procedimientos integrados que conducen a una protección preventiva del medio ambiente y, al mismo tiempo, comportan un mayor rendimiento de la actividad y un aumento de la competitividad.

Descargar PDF

  • Gestión Medioambiental.

Contacto y solicitud de presupuesto




Introduce el código de la imagen anterior

Contacto.

Productos específicos.